Urueña, un pueblo de palabras

Muralla que rodea Urueña
Muralla que rodea Urueña

El GPS te indica que tomes una pequeña salida hacia una carretera secundaria. Comienzas entonces a circular por una llanura seca, amarillenta y sobria, en la que no se distinguen personas, vehículos, ni siquiera señales de vida. Tras varios kilómetros, cuando ya crees que el dispositivo te ha mandado por el lugar equivocado o tú has confundido sus indicaciones, ves un pequeño cartel: Urueña. Has llegado a tu destino, vislumbras las murallas de una antiguo pueblo medieval y te intriga descubrir qué habrá tras ellas.

Las palabras llenan las casas de Urueña
Las palabras llenan las casas de Urueña

Esta villa vallisoletana cuenta con tan solo 189 habitantes, pero su pasado y su presente ha logrado dar grandeza a su nombre. En primer lugar gracias a dicha muralla, que encierra el núcleo de población, al que solo se puede acceder a través de la puerta del Azogue o la de la Villa. Siglos atrás, el complejo, que data del siglo XIII, se completaba con el castillo medieval, edificado dos siglos antes y del que ya solo se conservan los muros exteriores.

Urueña ha logrado también hacerse un hueco entre los pueblos españoles gracias a su categoría como primera Villa del Libro del país. Este proyecto cultural, nacido hace casi una década e inspirado en iniciativas similares desarrolladas en Europa, supone la adaptación de áreas públicas para convertirlas en zonas para la compraventa de libros y la celebración de eventos literarios. En este sentido, Urueña cuenta con 12 librerías, cada una especializada en una temática, así como un taller de encuadernación, cifras que sorprenden teniendo en cuenta el reducido número de habitantes. Las palabras han llegado también a sus calles y son varias las fachadas cubiertas con estrofas literarias escritas en una bella letra gótica.

A las librerías y talleres hay que sumarles varios museos, algunos de ellos también relacionados con el mundo de las letras, como el Museo del Cuento o el centro e-LEA (Espacio para la Lectura, la Escritura y sus Aplicaciones). No obstante también espacio para otras artes en el Museo de la Música, la Fundación Joaquín Díaz o el Espacio DiLab e incluso para un elemento tan tradicional y a la vez poco habitual en las galerías como son las campanas, en el museo del mismo nombre.

Reloj de sol en Urueña
Reloj de sol en Urueña

No obstante, para conocer la realidad de Urueña hay que dejar de lado los lugares dedicados exclusivamente a la cultura, pasear por sus estrechas y poco numerosas calles (en este pueblo es imposible perderse), contemplar la llanura castellana desde las almenas de su muralla y sentir la soledad que nos rodea. Un pueblo fantasma, dirán algunos. Sin embargo, Urueña se despierta los fines de semana con la llegada de visitantes, con sus comercios y mercadillos, con todas las palabras que esperan ser leídas.

Palabras escritas en los muros de un edificio
Palabras escritas en los muros de un edificio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s