Lago de Como, lujo y riqueza en los Alpes

Pese a ser una de las ciudades con menos atractivo histórico y cultural de Italia (en comparación con Roma, Venecia o Florencia), Milán cuenta con un gran número de turistas debido a los baratísimos vuelos que las lowcost ofrecen. Una vez allí, dado que la ciudad puede visitarse en uno o dos días, hay que rentabilizar la escapada visitando destinos cercanos. Entre los más demandados se encuentra el Lago Como y los pueblos que lo rodean, zona de veraneo de ricos y famosos de todo el planeta (famosa es, por ejemplo, la Villa Oleandra de George Clooney). Sin embargo, son muchas las localidades bañadas por el lago, con pocas diferencias entre sí y escasas facilidades para llegar hasta ellas, principalmente en invierno, por lo que surgen dudas a la hora de planificar el viaje.

Lo primero que hay que saber es que estos pueblos no se caracterizan por tener monumentos con cientos de años de antigüedad, museos con obras de los principales artistas de la historia o grandes calles comerciales. Son pequeños, se pueden recorrer de punta a punta en poco más de una hora (a excepción del propio Como) y están aislados de la vida urbana, con pocos comercios o restaurantes que funcionan principalmente los fines de semana y en verano. No por ello debemos descarta la visita. La panorámica del lago es preciosa y perderse por sus calles nos introduce en el lujo italiano, al que solo tienen acceso los pocos que llenan sus armarios en el cuadrilátero de la moda de Milán. Por todo ello, os propongo una ruta sencilla, para un día, que os permitirá llevaros una idea general de esta región colindante con los Alpes.

Varenna
Varenna.

Milán-Varenna

Calles de Varenna
Calles de Varenna.

Aunque la idea inicial puede ser dirigirnos de Milán a Como, la ciudad principal de la zona, y desde allí tomar el ferry hasta alguno de los pequeños pueblos que rodean el lago, esta no es la mejor opción si no disponemos de demasiado tiempo. Como está muy alejado de las principales villas y el recorrido en barco puede prolongarse varias horas (salvo que se coja el rápido, en cuyo caso, el importe también será mayor).

Una opción muy recomendable es dirigirnos en tren a Varenna, un viaje de una hora de duración. Se trata de una localidad de pescadores, con un pasado de 10 siglos, aunque un lujo cuidado y esquisito. Entre sus tradiciones conserva una muy peculiar, que proviene de la leyenda de su fundación: se cree que el pueblo nació o creció  de laen el siglo XII con los evacuados procedentes Isla Comacina, que huían de sus viviendas destruidas por orden de Federico Barbarroja. Todos los veranos, la localidad organiza una fiesta en recuerdo del suceso, con comida local, representaciones y fuegos artificiales.

Su gran atractivo reside en las vistas desde el corto paseo que transcurre junto al lago. A un lado, la inmensidad del agua y las imponentes montañas, a otro, las bellas casitas de colores, el camino empedrado sorteado de terrazas, bancos y zonas techadas con que crean pequeños escondites para los más románticos, las diminutas playas donde los turistas disfrutan en verano o los embarcaderos para salir a navegar por la zona.

Playa en el Lago Como
Playa en el Lago Como.

Aunque con un paseo por Varenna ya os llevaréis una maravillosa impresión de la localidad, también podéis optar por visitar los pocos monumentos o puntos turísticos con que cuenta. Alejada del lago se encuentra la plaza principal, dominada por la iglesia principal del pueblo, la Iglesia de San Giorgio, del siglo XIV. También podéis acercaros a los jardines de la Villa Cipressi (aunque es un hotel, se puede acceder a ellos tras pagar una entrada) o de la Villa Monastero (utilizada en la actualidad para dar conferencias). Para una visita de más días, podríais acercaros a Fiumelatte, una aldea cercana con un arroyo del mismo nombre, conocido por ser, supuestamente, el más corto del país; o al castillo de Vezio, una fortaleza medieval que alberga exposiciones.

Vistas de Bellagio
Vistas de Bellagio.

Varenna-Bellagio

Calles de Bellagio
Calles de Bellagio.

Desde Varenna tomamos un barco hacia Bellagio, nuestro próximo destino. El viaje es muy breve, menos de 30 minutos, y si el tiempo lo permite merece la pena sentarse en la zona descubierta y disfrutar del frío viento en la cara, así como de las montañas que dejas a tu paso.

Bellagio, denominado la “perla del  Lago Como” y situado en el punto en que confluyen los dos brazos del lago, es más grande que Varenna, con un amplio puerto y un paseo marítimo plagado de restaurantes. Su principal atractivo vuelve a estar en las calles, empedradas y escalonadas, muy empinadas, repletas de flores. En los bajos edificios, cuyas fachadas están también pintadas de colores pastel, hay pequeños restaurantes de comida tradicional italiana, aunque también lujosos cafés o bistrots para las carteras más abultadas. También abundan los pequeños comercios, principalmente de complementos o joyas con maravillas realizadas con cristal de Murano, y también tiendas dedicadas incluso a los fanáticos del golf, para que jueguen con estilo.

Basilica di San Giacomo.
Basilica di San Giacomo.

Con respecto a las visitas que podemos realizar, Bellagio ofrece su iglesia, la Basilica di San Giacomo, de estilo romanesco -estilo lombardo equivalente al románico- y construida en el siglo XII; al igual que Varenna, unos jardines para disfrutar de una cuidada naturaleza, los de la Villa Melzi; y, si nuestra tarjeta no sale corriendo, acercarnos a contemplar el lujoso Gran Hotel Villa Serbelloni, de cinco estrellas, lugar de vacaciones de los aristócratas del siglo XIX.

Duomo de Como
Duomo de Como.

Bellagio-Como (y Milán)

Aunque podéis volver a Milán realizando el mismo trayecto que a la ida, otra opción es dirigirse a Como, centro neurálgico del lago. Ya os explicaba antes que esta localidad está bastante alejada de Bellagio por lo que el viaje normal en barco puede alargarse varias horas. Si vuestro tiempo es limitado y queréis llegar a Como antes de que se ponga el sol, es preferible tomar el ferry express (en torno a 15 euros por persona), que os dejará en la ciudad en poco más de media hora. Este barco es cubierto, pues la velocidad que coge es incompatible con el frío y el agua que nos salpicaría al aire libre. Durante el recorrido, para en varios pueblos y aunque no podemos bajar y volver a subir, nos permite acercarnos lo suficiente para tomar alguna imagen de recuerdo.

Plaza San Fedele
Plaza San Fedele

Cuando os estéis acercando al inmenso embarcadero de Como, descubriréis la diferencia que guarda con los pueblos visitados anteriormente. Ya no estamos en una villa en la que solo disfrutar de las vacaciones, sino en una ciudad con avenidas comerciales, numerosos bares y restaurantes y una gran catedral (además de varias iglesias), que tardó dos siglos en construirse.

Antes de introducirnos en su interior, es recomendable recorrer el Paseo Villa Olmo, junto al lago, para contemplar una vez más las increíbles vistas de la naturaleza, a un lado, y del otro, el perfil de la ciudad, en el que ya divisamos el frontal del duomo. En este recorrido podemos acercarnos hasta el Templo Voltiano, dedicado al científico italiano Alejandro Volta, inventor de la pila voltaica, o la Villa Olmo, una mansión neoclásica, antigua residencia de la aristocracia -llegó a alojarse el emperador francés Napoleón Bonaparte-, que en la actualidad alberga exposiciones de arte.

Porta Torre
Porta Torre

Una vez en el propio centro histórico descubrimos que, pese a la espectacularidad de la catedral y de sus iglesias, los edificios destacan por su sobriedad. Ejemplo de ello son las antiguas fachadas que delimitan la Plaza San Fedele o incluso la Porta Torre, parte de la antigua fortaleza de la ciudad, que data del siglo XII, y acceso principal de los visitantes que llegaban desde Milán. Por último, si nos sobra tiempo, podemos tomar el funicular de Brunate para conseguir, desde el mirador, una maravillosa panorámica de toda la zona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s