Saint Jean Pied de Port, confluencia del Camino francés

Puente de Eyheraberry.
Río Nive.
Símbolos de los peregrinos.
Símbolos de los peregrinos.

El Camino francés es el más transitado por los peregrinos que se dirigen a Santiago de Compostela. Solo algunos cuantos osados se disponen a cubrir los 814 kilómetros que lo componen, desde Saint Jean Pied de Port, punto de confluencia de los distintos recorridos que parten de Francia. Esta localidad francesa se ha convertido en una frecuente alternativa a la clásica salida desde Roncesvalles y un paseo por sus callejuelas medievales descubre los numerosos servicios y alojamientos que ofrece a los caminantes.

Calles de Saint-Jean-Pied-de-Port.
Rue de la Citadelle.

Situada a menos de 10 kilómetros de la frontera con España y englobada en lo que se denomina el País Vasco francés, Saint Jean Pied de Port es una pequeña ciudad de calles empinadas y bajos edificios, atravesada por el río Nive y dominada, en lo alto, por la Ciudadela. Fundada en el siglo XII, por voluntad del rey de Navarra, la localidad conserva aún el espíritu medieval y en ella se respira esa mezcla de culturas propia de la zona, aunque la nacionalidad francesa solo se percibe en el idioma que se habla. Predominan las comidas y las costumbres vascas y navarras.

Iglesia Notre-Dame du Bout du Pont.
Iglesia Notre-Dame du Bout du Pont.

Una vez en su pequeño centro histórico, tras cruzar el río, y observar a lo lejos el puente de Eyheraberry o los hogares a ambos lados con una construcción típica del norte de España, nos encontramos con la Iglesia Notre-Dame du Bout du Pont, cuya construcción data del siglo XIII. Comenzamos entonces a ascender la rue de la Citadelle -por la que pasa el propio Camino de Santigo- y vamos dejando a ambos lados hostales y alojamientos para los peregrinos, además de diminutos comercios con delicadas artesanías y otros curiosos, dedicados, por ejemplo, únicamente a la venta de especias.

Comercio dedicado a las especias
Comercio dedicado a las especias

Tras un ascenso en el que las piernas ya empiezan a notar el cansancio, cruzamos la puerta de Santiago (Porte Saint-Jacques), llamada así por ser la que atraviesan los peregrinos y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco hace casi 10 años. Llegamos entonces a la Ciudadela, una fortaleza construida en el siglo XVII en los terrenos en que se encontraba el castillo de los reyes de Navarra. Desde las ruinas que de ella se conservan, se obtiene una maravillosa vista de los valles, las montañas y los pueblos que rodean Saint Jean Pied de Port.

En cualquier caso, la puerta de Santiago no es la única que atraviesa esta ciudad amurallada. Durante vuestro paseo, traspasaréis otras, como la de Navarra, que conduce a la plaza situada frente a la iglesia; la de Notre-Dame, junto al puente viejo que cruza el río y a pocos metros de la iglesia del mismo nombre; la de Francia, por estar orientada hacia este país; o la de España, por la que pasan los peregrinos rumbo a Roncesvalles. ¿Os apetece cruzar todas?

Vistas desde la Ciudadela.
Vistas desde la Ciudadela.

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s