Bérgamo: dos ciudades en una

Cittá alta y cittá bassa de Bérgamo.
Cittá Alta y Cittá Bassa de Bérgamo.

Imagina una antigua ciudad medieval dividida aún por sus murallas. Compuesta por una cittá alta y una cittá bassa. Formada por una parte amurallada, de estrechas y empedradas calles, y otra de grandes avenidas comerciales y zonas residenciales. Hablo de Bérgamo, ciudad del norte de Italia, situada a tan solo 40 kilómetros de Milán.

Establecimiento de pizzas.
Establecimiento de pizzas.

El centro histórico se encuentra, evidentemente, en la parte alta de esta localidad, pero para llegar a él es necesario recorrer las calles de la parte nueva. Aunque la ciudad de la moda quede a una hora, Bergamo también tiene una oferta para los apasionados de la ropa, aunque, en este caso, sorprende a los turistas con pequeños establecimientos presididos por carteles de “Tutti a 20 euros”. En realidad, la mayor parte de ellos son outlets de las tiendas principales, situadas a pocos metros, pero que ofrecen ropa de buena calidad a precios muy asequibles.

Tras recorrer la avenida principal,  la Viale Roma, llegamos al funicular que nos permite ascender a la Cittá Alta. También se puede llegar andando o en autobús, pero el precio, las vistas y la siempre atractiva experiencia de montar en uno de estos trenes cremallera merecen la pena, al menos para la subida. Una vez arriba, parece que entramos en una nueva ciudad. Nada nos recuerda a lo que hemos dejado abajo. Pequeños comercios y restaurantes, pastelerías, establecimientos que venden pasta y deliciosos trozos de pizza expuestos en sus escaparates… Aunque la majestuosidad de sus iglesias tiene poco que envidiar al Duomo de Milán, lo principal en Bérgamo es perderse por sus calles y descubrir, poco a poco, sus edificios escondidos.

Piazza Vecchia de Bérgamo.
Piazza Vecchia de Bérgamo.

La primera y obligada parada es en la Piazza Vecchia (la Plaza Vieja), corazón de los orígenes de Bérgamo. Según el arquitecto Le Corbusier, su belleza y equilibrada composición es tal que “no se puede mover ni una piedra, sería un delito”. En el centro, la Fuente Contarini, con leones y esfinges. Conformando sus límites, la Torre Cívica -conocida también como el Campanone y que cada día, a las 10 de la noche toca 100 campanadas pues era la antigua forma de avisar a los ciudadanos de que las murallas se iban a cerrar-, el Palazzo della Regione y el Palazzo Nuovo, antigua sede del Ayuntamiento de la ciudad y en la actualidad la Biblioteca Angelo Mai..

Tras esta plaza se oculta otra, la Piazza Duomo. Hasta finales del siglo XII, cuando fue construido el Palazzo della Regione conformaban un único espacio, pero entonces quedaron divididas. En este segundo espacio, nos encontramos con los principales edificios religiosos de Bérgamo: la catedral de Sant’Alessandro y la Basílica de Santa Maria Maggiore, además de la Cappella Colleoni y un baptisterio, originalmente ubicado en otro lugar.

 Basílica de Santa Maria Maggiore.
Basílica de Santa Maria Maggiore.

Por su estatus, parecería que el duomo debería impresionar más que la basílica, pero la cuidada y artificiosa fachada de esta así como sus delicados techos nos hacen admirar más esta construcción. Tras ella, hay además una bonita historia. A principios del siglo XII, la peste se llevó consigo miles de vidas en toda Europa. Los ciudadanos de Bergamo pidieron a la virgen que les protegiera y, a cambio, construirían un edificio en su honor. Así hicieron y fundaron la Basílica de Santa Maria Maggiore.

Si tenéis tiempo antes de regresar a la Cittá Bassa, podéis acercaros hasta las ruinas del Castillo de San Vigilio, sentiros los defensores de Bérgamo y observar los alrededores de la ciudad.Para llegar hasta él, y también a los restaurantes y comercios que lo rodean, podemos tomar otro funicular.

De camino a la zona moderna de Bérgamo, podemos optar por bajar las escaleras andando para disfrutar de los más de seis kilómetros de murallas que rodean la zona antigua. Aunque el hecho de que un funicular sortee la altura entre la Cittá bassa y la Cittá alta nos lleve a pensar que el recorrido a pie será duro, el descenso por la Escalinata Scorlazzone se hace rápido y agradable.

Murallas de Bérgamo.
Murallas de Bérgamo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s